EL MITO DE LA MÁQUINA:Técnica y evolución humana. Lewis Mumford

Ver catálogo y comprar

El culto irracional a la máquina ha generado una corriente crítica de pensamiento preocupada por

Lewis Mumford (1895-1990) Biografía

indagaren profundidad las causas de este desmesurado y devastador poder tecnológico. De entre estos filósofos humanistas que dirigen su energía a desenmascarar las falacias del venerado maquinismo, destaca, por su saber enciclopédico, su hondura de contenido y su belleza expositiva, la obra del pensador estadounidense Lewis Mumford (1895-1990), una de las cumbres intelectuales del pasado siglo XX. Los lectores españoles pueden acceder a la sabia visión de este respetado filósofo a través de la lectura de ‘Técnica y evolución humana’, primero de la serie de dos volúmenes titulada ‘El mito de la máquina’, cuya reciente publicación por la editorial Pepitas de calabaza reinterpreta, de una manera novedosa, la historia de la ciencia.

Como esos visionarios que cambiaron el rumbo de la humanidad al atreverse a socavar prejuicios científicos inamovibles, Lewis Mumford desmitifica el aura sagrado de las máquinas a través de argumentos tan radicales como razonables. En el libro ‘Técnica y evolución humana’ lanza su protesta, en un erudito recorrido que abarca desde la más remota antigüedad hasta la Edad Media, contra el hábito académico de relacionar el progreso técnico exclusivamente con los artefactos mecánicos sin tener en cuenta otras contribuciones como los rituales, los mitos y el lenguaje. El hombre primitivo, antes que con herramientas, moldeó su alma y su cuerpo con sueños. El pensamiento de Mumford se inscribe en la misma línea de filósofos disidentes como Thoreau o Rousseau, reacio como ellos a dejarse llevar por la desmedida euforia que desata el concepto de civilización. Con clarificadores ejemplos etnográficos, nos enseña las sombras alargadas del progreso entre las que incluye su apoyo a la aparición de la megamáquina, la primera gran máquina de la historia, que precedió a las demás, una máquina abstracta, invisible, muy poderosa, creada para manejar la energía de grandes masas humanas en beneficio de unos privilegiados a través de la coerción militar y el poder divino.

El caudal de sabiduría de la obra de Mumford no se detiene nunca en los límites del pasado sino que se proyecta hacia el presente iluminándonos los claroscuros contemporáneos. Sus páginas nos advierten de cómo la influencia negativa de la megamáquina pervive en la actualidad, camuflada bajo otras formas igual de totalitarias, en unos modos de vida presididos por sórdidas rutinas y falsos estímulos. Detrás de cada una de sus palabras alienta un saludable espíritu ético. Como lo han definido, Mumford es un hombre nacido para recuperar el ideal humano de convivencia pacífica. Sin dogmatismos, con una gran empatía hacia el lector, nos revela una verdad esencial: que los instintos de barbarie perviven peligrosamente al lado de la cultura y que debemos estudiarlos para poder frenarlos. Pocas veces se ha abordado con tanta ambición académica, utilizando una paleta tan amplia de disciplinas, el misterio de la condición humana. La amplitud de miras de Mumford se asemeja a la de un artista renacentista. Sus contribuciones al saber le granjearon los más altos reconocimientos y un enorme respeto no sólo de la comunidad científica sino también de los lectores anónimos. La razón habría que buscarla en el mensaje movilizador de su obra: la lectura de Mumford alienta, sin duda, a una mayor conciencia del potencial de cada hombre y a un ineludible compromiso ciudadano para controlar los abusos tecnológicos

En Técnica y evolución humana , primero de la serie de dos volúmenes titulada El mito de la máquina , Lewis Mumford da cuenta de las fuerzas que han venido dando forma a la tecnología desde la prehistoria y que han desempeñado un papel cada vez más destacado en la conformación de la humanidad contemporánea.

Mumford se remonta a los orígenes de la cultura, pero en lugar de aceptar el punto de vista según el cual el progreso del hombre se debió a su dominio de las herramientas y la conquista de la naturaleza, demuestra que las herramientas no se desarrollaron, ni podrían haberse desarrollado en ninguna medida relevante, sin el concurso de una serie de significativas invenciones como los rituales, el lenguaje y la organización social. Esta es solo una de las reinterpretaciones radicales que Mumford hace de la evolución del hombre primitivo —desde la utilización de energía a gran escala en el inicio de la civilización, hasta la evolución de mecanismos complejos durante la Edad Media—. Todas ellas han arrojado luz sobre la tecnología totalitaria de la época moderna.

* * *

Lewis Mumford (1895-1990), cuya obra escrita abarca más de seis décadas, ha hecho contribuciones muy importantes a la literatura del saber histórico, filosófico y artístico, así como a la crítica de la arquitectura. Pero como quizá sea más conocido este humanista estadounidense es por sus trabajos sobre urbanismo y por su evaluación de la tecnología.

Mumford fue miembro fundador de la Regional Planning Association of America, y durante treinta y dos años escribió una columna sobre arquitectura titulada «Sky Line» para el New Yorker . Formó parte de las facultades de varias instituciones: de la universidad de Stanford, la universidad de Pensilvania , el Massachusetts Institute of Technology (MIT) o del New York City Board of Higher Education entre otras. Fue galardonado con multitud de distinciones, las más destacadas de las cuales han sido la Medalla Presidencial de Libertad, la Medalla Nacional de Literatura y, en 1986, la Medalla Nacional de Arte.

Es un inmenso placer para quienes construimos esta casa editorial acercar al lector en español tres de las cimas intelectuales de nuestro querido maestro: los dos volúmenes de El mito de la máquina ( Técnica y evolución humana y El pentágono del poder ) y La ciudad en la historia.

El mito de la máquina

Técnica y evolución humana

Lewis Mumford

Texto tomado de: http://bit.ly/916C7F

Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: