Los intelectuales y el caudillo

 

José Luís Victoria

brevariologo.gifAbril de 2005

 

caudillos.jpgApagada la estridencia y disipada la polvareda, vale la pena comentar las posiciones que adoptaron un nutrido grupo de académicos universitarios, artistas y personalidades de la cultura, a propósito del proceso de desafuero de López Obrador. No dejó de causar cierto asombro que el argumento central para solicitar a la Cámara de Diputados no desaforar al Jefe de gobierno de DF por las inconveniencias políticas que ello representaba. Esta solicitud pasaba por alto lo que constituía el núcleo del problema: ¿existían o no los suficientes elementos jurídicos para presumir que se estaba ante una violación a la ley que ameritaba que el jefe de gobierno fuera presentado ante la autoridad competente, en este caso la judicial, para que ésta decidiera sobre su inocencia o culpabilidad, la gravedad de la falta y su posible sanción.

Asumir una defensa política con cargo a prescindir de la ley, no es buen síntoma para el país, sobre todo cuando la defensa proviene del sector pensante de la sociedad. Las consecuencias aún no se hacen del todo presentes, aunque habrá que advertir que, en lo inmediato la desacreditación social que tiene la impartición de la justicia en nuestro país avanzó un palmo más, máxime cuando se trataba del reclamo de un particular ante un supuesto abuso de autoridad. Por otro lado, también se alimentó la ya de por sí acrecentada vocación arbitraria de López Obrador y su tendencia a minusvaluar la importancia de las leyes, No se sabe que pensaron esos intelectuales, cuando presenciaron el desafío y la provocación que López Obrador lanzó a los Poderes de la Unión y a la sociedad mexicana; ningún argumento jurídico, ninguna defensa legal, sólo amenazas y, lo peor, desde el propio recinto cameral. Era el caudillo que ha reclamado para sí absoluta fidelidad, incondicionalidad y sometimiento. El mismo caudillo que puede cambiar de ideología de la noche a la mañana; antes era de izquierda, hoy es de centro y… ¿después?

Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: