Concesiones, concertacesiones y sucesiones

Humberto Morales Moreno

Mayo de 2005

“Los Padres de Familia que tienen muchos hijos

son los más fieles servidores de gobierno por su miedo

a la miseria; a eso es a lo que le tienen miedo los mexicanos

de las clases directivas: a la miseria, no a la opresión, no al servilismo,

no a la tiranía; a la falta de pan, de casa y de vestido,

y a la dura necesidad de no comer o sacrificar su pereza”

(Porfirio Díaz, 1884. En: Francisco Bulnes,

El Verdadero Díaz y la Revolución, México, 1921, p.39)

(Las cursivas en la cita son de mi autoría)

Continuando con las sucesiones a las que nos tendremos que acostumbrar a partir de estos meses en México, tenemos que en la jerga politológica nacional se suelen machacar términos aparentemente similares o afines. Nuestra frágil democracia electoral ha hecho aflorar una serie de concesiones muy curiosas en el ánimo de conservar gobernabilidad mínima que pueda garantizar no sólo el fin del mandato presidencial actual, sino la posibilidad de continuar con elecciones federales legales y legítimas. Primero el no desafuero, luego el apoyo tácito a los discursos presidenciales y a la jornada del 2 de julio, luego el hermano incómodo, luego abandono de candidato y victoria del PRI en dos estados, y…para coronar la fiesta…desbejaranamiento de la “formal prisión”. Pero en México la concesión implica concertacesión, pues desde Don Porfirio no concebimos el “avance democrático” sin la transacción, el tráfico de influencias y el toma y daca. Muchos chichones debe tener ya nuestro sucedible presidente, pero de que no se cae del caballo en esta danza de concesiones y concertacesiones…seguro. Esta lógica parece garantizar estabilidad, seguridad a la clase política de los distintos partidos, parece que todos cobrarán en el presupuesto del mañana aunque sea para no quedar descobijados. Qué bien conocía mi General la mentalidad del “servidor público” mexicano. Lo malo es que eso lo pensaba hace más de 100 años! Hay sucesión pues, para rato..sólo que no sabemos qué clase de conejo saldrá del bombín.

Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: